Skip to main content

La Diabetes Tipo 2 en la Tercera edad

La Diabetes Tipo 2 en la Tercera edad

El número de ancianos diagnosticados con diabetes de tipo 2 está creciendo. Para tratar esta diabetes en esta fase de la vida, es necesario evaluar las elecciones para decidir si lo más importante para el paciente es permanecer sin los efectos secundarios de los fármacos o tratar su glucosa y vivir saludable. El que opta por seguir el tratamiento se libra de los males asociados a la diabetes a largo plazo, tales como las complicaciones en el corazón, en los ojos y pies.

Descubrir el tratamiento correcto es la parte más importante para tratar la diabetes en personas de cualquier edad. A medida que se envejece, se hace complicado encontrar un equilibrio entre un tratamiento y sus potenciales efectos secundarios. Algunos fármacos para el control de la diabetes pueden causar problemas estomacales o hacer a la persona más vulnerable a la hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre). Además, para los que viven solos, la hipoglucemia puede ser una amenaza real a su independencia(1).

La elección de la medicación también puede ser limitada por otras complicaciones de salud, como las enfermedades cardíacas o renales. En algunos casos, es conveniente tomar una medicación que ayude o controle otros problemas de salud y no exactamente la diabetes. Entre estas medicinas está la aspirina, para reducir su riesgo de complicaciones cardiovasculares. Asimismo, las pastillas para disminuir la presión arterial o los medicamentos para controlar los niveles de colesterol (estatinas). Aunque la cantidad de medicamentos y el tratamiento prescrito puedan ser angustiantes, hay buenas pruebas de que los beneficios pueden superar los riesgos. Su médico le hará un profundo estudio de su salud y estilo de vida antes de prescribirle el tratamiento adecuado.

Cuanto mayor es la persona que sufre de diabetes, mayor es la probabilidad de padecer de pie diabético, una complicación muy dolorosa y debilitante. Es importante que el enfermo se eduque y se mantenga informado, con miras a reducir el riesgo de mayores problemas con los pies. Se debe hacer revisar los pies en todas las visitas al equipo médico. Si se presenta cualquier factor de riesgo relacionado con los problemas del pie diabético, el paciente deberá ser atendido por un equipo especializado en pies.

Desafortunadamente, a medida que el cuerpo envejece, se hace más difícil realizar los cambios necesarios para el tratamiento de la diabetes. Sin embargo, con la ayuda y el apoyo de familiares y cuidadores, los pacientes encuentran la motivación para ajustar sus hábitos alimentarios y utilizar su medicación. Para obtener información más detallada sobre la diabetes, acuda a su médico.

AMER SHAKIL, MD, ROBERT J. CHURCH, MD, and SHOBHA S. RAO, MD. Gastrointestinal Complications of Diabetes. University of Texas Southwestern Medical Center at Dallas, Dallas, Texas Am Fam Physician. 2008 Jun 15;77(12):1697-1702.