Skip to main content

La Diabetes: ¿Cómo Convivir con ella?

La Diabetes: ¿Cómo Convivir con ella?

En un primer momento, el diagnóstico de la diabetes puede causar resentimiento y desilusión. De repente, uno es consciente de varios hechos deprimentes sobre las complicaciones de salud que la enfermedad puede causar a largo plazo. Para evitar esas complicaciones, se puede incluso recibir prescripción de medicamentos que ayudan. Se necesita tiempo para adaptarse, gradualmente, a esta extraña y nueva situación.

Puede parecer confuso al principio, pero, poco a poco, la información que uno recibe comienza a tener sentido. Pronto, uno comienza a entender cómo la diabetes de tipo 2 puede afectar la vida y no se debe tardar mucho para establecer una nueva rutina. Usted aprenderá a estar más atento con la elección de comidas y bebidas que le ayuden a controlar mejor la glucemia y mejorar los síntomas. La mayoría de las personas piensa que controlar la diabetes es más fácil de lo que realmente es. Si se puede tomar el control del estado al principio, usted puede enfrentar su diabetes y no dejar que la diabetes lo enfrente a usted.

¿Qué pasa después del diagnóstico de la diabetes?

En los primeros meses, se recomienda que acuda a un especialista en nutrición para que elabore un plan de alimentación saludable para usted. Algunos de los cambios necesarios en la dieta pueden parecer difíciles, pero si usted da un paso a la vez, seguramente será más fácil. Es imprescindible conocer muy bien las propiedades de los alimentos, así, será posible preparar un menú saludable que combine con usted y con su rutina. Una buena dieta desde el inicio ayuda a mantener un buen control glucémico de por vida.

Es importante ir a las citas médicas para acompañar los cambios realizados en el estilo de vida y comprobar si están ayudando a controlar los niveles de glucosa. El control glucémico a largo plazo se realiza por medio de una prueba llamada HbA1c. Si usted mejora su alimentación y aumenta la cantidad de ejercicio, los resultados de esta prueba tienden a mejorar mucho.

Después de esto, cada tres meses o más, se recomienda que haga un control con un médico o enfermera. En estas visitas, ellos medirán el control de la glucosa a largo plazo, utilizando la prueba de HbA1c. Lo pesarán y le preguntarán sobre los cambios en la dieta o rutina, además de verificar la presión arterial y el colesterol.

La presión arterial alta y el colesterol van de la mano con la diabetes tipo 2 y hay buenas pruebas de que mantener estos dos factores bajo control genera un efecto positivo sobre la salud en el futuro. Tal vez no alcance resultados perfectos de inmediato, pero, a fin de cuentas, la intención es que haya una mejora constante.

Para tratar la diabetes tipo 2 es necesaria una jornada de terapia. Los buenos cuidados con la diabetes acompañan el tratamiento médico y la educación. Es esencial que usted se sienta capaz de asumir la responsabilidad sobre las necesidades de su salud para que pueda vivir la vida que eligió.